Empoderadas

¿Cómo hemos ganado nuestros derechos?

Breve exposición desde una perspectiva histórica. Por Cecilia Morán, Doctora en historia

El camino que las chilenas hemos seguido para lograr nuestros plenos derechos en el espacio público, data al menos desde el siglo XIX. En esa centuria se asociaba el rol de las mujeres a dos dimensiones, una ligada al espacio privado y otra al público.

En la dimensión privada, eran el “ángel del hogar”, sin embargo, aquel rol en el caso de las mujeres de la élite se ampliaba a la toma de importantes decisiones familiares y en ocasiones, incluso políticas; Martina Barros Borgoño en sus memorias dice al respecto: “Ha venido a verme Adela Matte, pues sabe que yo administro cinco votos, el de mi marido y los de mis hijos” . Con respecto al espacio público, debían ayudar a los desvalidos, respecto a ello Amalia Errázuriz, en sus memorias, al referirse a los recuerdos que tenía de su abuela paterna comentaba: “Se sembraba entre la infancia de ese tiempo, sentimientos de piedad, de amor a Dios, de caridad para con los pobres yde modestia yhumildad para consigo mismo” .

Para el caso de la mujer del sector popular, la situación era diferente pues debido a la precariedad económica, al abandono que sufrían de parte de sus parejas o el alcoholismo de los mismos, tenían que salir a trabajar alespacio público, principalmente en labores de servicio doméstico yde industria.

Volviendo a las mujeres de sectores altos, en la segunda mitad del XIX aparecieron varias rupturistas, especialmente las que escribieron en periódicos y que incluso los fundaron, como Lucrecia Undurraga. Junto a ellas, figuran las llamadas saloniers, es decir, mujeres de la élite que desde los principales salones se constituyeron en figuras activas yopinantes. Un hito que marca el camino de ese período, es la leyque les permitiera rendirexámenes de ingreso a la Universidad en 1877, lucha impulsada principalmente por las educadoras Isabel Le Brun de Pinochet y Antonia Tarragó.

En las primeras tres décadas delsiglo XX florecieron y se expandieron a lo largo delpaís, las ideas relativas a la ampliación de derechos femeninos y a las líderes ya no se les encontraba sólo en la élite, sino que en la incipiente clase media y en los sectores populares…

¿Quieres leer la columna completa? Ingresa a la última edición de nuestra Revista Empoderadas 8M

Paloma Castillo

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Facebook: https://www.facebook.com/EmpoderadasCL
Instagram: https://www.instagram.com/empoderadasmedio/?hl=es-la

Añadir comentario

Siguenos

En nuestras redes sociales