Empoderadas

Pololeo en alerta: ¿Cuáles son las señales de la violencia?

Insultos, maltrato físico, control y manipulación, son algunas de las características que predominan en este tipo de vínculos.

Por Catalina Sepúlveda, estudiante de periodismo UDD.

Edición periodística: Paloma Castillo.

El Sondeo 2021 del Instituto Nacional de la Juventud (INJUV)  reveló  que al menos un 64% de las y los jóvenes conoce a alguien que ha sufrido violencia en el pololeo, una realidad preocupante que puede dejar huellas significativas en las víctimas y su entorno más cercano, pero ¿cómo reconocer las señales?

La violencia se puede desarrollar en cualquier etapa de la vida, por ello es importante identificar quien está atravesando este tipo de situaciones, para así poder articular las redes de apoyo necesarias frente a  este escenario. En línea directa con esto y luego de pasar por un difícil momento que le cambió la vida, Consuelo Hermosilla, creó el año 2017 “Fundación Antonia”, a raíz de la  muerte de su hija Antonia Garros Hermosilla, quien vivió por casi dos años violencia psicológica y física por parte de  su pololo.

A raíz de ello la organización ha focalizado su quehacer en erradicar la violencia en las relaciones de pareja y ayudar a las víctimas en el proceso de desvinculación, además de concientizar sobre la violencia y su desnaturalización en la sociedad. Lo anterior junto a 50 voluntarios que participan en programas de acompañamiento, educativos e investigación. “Me impulsó sentir que en realidad no había ningún espacio para ayudar a las personas víctimas de violencia en el pololeo, no había un espacio que yo hubiese querido para mi hija, algo que fuese a acogedor, donde se sintiera segura” recuerda sobre los inicios, Consuelo Hermosilla, directora ejecutiva de la fundación.

Señales de alerta

Consultada por las señales a tomar en cuenta en una relación, Hermosilla comentó que es clave “fijarnos en su conducta, los cambios que una persona tiene respecto a las cosas que hacía y que dejó de hacer, si es una persona que era alegre, conversadora y ya no tanto, si es de temerosa opinión o  está pendiente del celular y del computador, además de cambios alimenticios o al dormir”, explicó.

Karen Acosta, psicóloga de Fundación Antonia, plantea que una relación psicológicamente tóxica puede implicar que alguien “comience a ignorar a la otra persona sobretodo los días en que está de mal humor”, esto se puede reflejar en aspectos como huir de una situación de pelea o discusión o hacer la denominada “ley del hielo” en reiteradas ocasiones. En ese sentido, la experta indica que es vital poner atención para trabajar desde los pilares de las interacciones saludables, tratar de entender al otro y hablar las situaciones que pueden ser incómodas.

Sin embargo, existen otras señales importantes, como por ejemplo el chantaje como técnica de manipulación, insistiendo en una situación a pesar de la negativa de la otra persona involucrada. “Puede ocurrir en múltiples ocasiones, como cuando una persona decide terminar, luego la otra parte trata que vuelvan o cuando se quiere obtener algo en un espacio de intimidad”, agregó Acosta.

Una tercera señal,  es que en el vínculo ocurran hechos de humillación o menosprecio,  ya sea en el plano físico, o en relación al  desempeño laboral y académico. Estos actos se pueden encontrar en espacios íntimos o públicos, con el propósito de disminuir la autoestima y que la víctima sienta que no es digna de otra persona más. La manipulación es otra de las aristas presentes, Karen Acosta señala que es una de las maneras más estratégicas en las que  “el agresor trata de convencer a su víctima de que el vínculo es saludable y bueno. Esta conducta pasa muy desapercibida por aquellas personas que están sufriendo el abuso”, señaló.

Las huellas de la violencia en el vínculo con nuestro entorno

La encuesta “Desmitificación del amor romántico y violencia invisible” realizada por Prodemu el 2021, mostró que el 55,3% de las personas encuestadas entre 19 y 39 años había vivido situaciones en las que su pareja había revisado su teléfono celular y redes sociales. En tanto, frente a otra afirmación, el 54,4%  indicó que su pareja se había molestado porque habló con otra persona.

En esa línea, la psicóloga, coincide en que cuando  los celos  se presentan un nivel excesivo, buscan controlar  el comportamiento o el contacto con otras personas, revisando el celular, vigilando la forma de vestir, alimentación, horarios de salida, miradas en los espacios públicos y con quienes se comunica, lo que puede generar un aislamiento de las amistades y los familiares. A lo anterior Acosta agregó que la  intimidación a su vez, también es una situación que se puede presentar.

La importancia de las redes de apoyo y el trabajo de Fundación Antonia

Las señales anteriormente descritas son fundamentales para detectar si se está en un vínculo nocivo, por lo mismo la recomendación es tomar acción, apoyarse del entorno más cercano y alejarse de la persona que está ejerciendo violencia.

Puntualmente Fundación Antonia entrega atención, reparación y acompañamiento hacia quienes han sido víctimas de violencia en relaciones de pareja y sin distinción de género. A la fecha su trabajo se ha desarrollado de manera integral, incluyendo terapia con psicólogos y psicólogas, asesoría legal y de intervención social, con el objetivo que las y los sobrevivientes a este tipo de situaciones puedan salir de ellas gracias al respaldo de las redes de apoyo.

Hoy Consuelo Hermosilla, busca que la fundación siga siendo visibilizada para que más personas conozcan su trabajo y acudan a este equipo en caso de necesitarlo. A modo de reflexión la directora expresa que lo más difícil ha sido el trabajo de concientización en la población. “A nadie le gusta que le digan que está viviendo violencia, yo creo que pasar esa barrera es complejo pero una vez superada ya no es difícil. Mi mensaje es que se atrevan, que no tengan vergüenza, que busquen a alguien que sea de apoyo incondicional y que nos busque a nosotros u otras organizaciones. Es importante que lea y averigüe sobre el tema, para que vea que no es la única persona que está pasando por esto y que se puede salir”, comentó Hermosilla.

Frente al rol del entorno en este tema, Consuelo  recomienda incorporar a la pareja en la dinámica familiar. “Cuando se les prohíbe ver a la persona a nuestra hija o nuestro hijo, hay que tener en cuenta que  seguirá viendo a la pareja porque está atrapada en una relación enferma. Tenemos que hacer otro tipo de estrategias, al no querer a una persona en la casa, estamos echando a nuestra hija/hijo para que viva la misma violencia, pero en otro lugar. Si ustedes quieren que su hija/hijo esté a su alrededor, donde pueden supervisar,  es ahí donde se puede tener más control para ver como la trata su pareja”, concluye.

Si eres testigo o víctima de violencia, las plataformas habilitadas para denunciar son:

  • Fono Familia de Carabineros: 149.
  • Policía de Investigaciones: 134.
  • Fono de orientación y ayuda por violencia contra las mujeres: 1455.
  • Fono Denuncia Segura: 600 400 0101.
  • WhatsApp Mujer: +569 9700 7000.
  • Chat 1455:  https://www.sernameg.gob.cl/?page_id=31155

Paloma Castillo

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Facebook: https://www.facebook.com/EmpoderadasCL
Instagram: https://www.instagram.com/empoderadasmedio/?hl=es-la

Añadir comentario

Siguenos

En nuestras redes sociales