Empoderadas

Sin documentos

Por Lady Henao, Doctorante en Ciencias Físicas, Universidad de Concepción y colaboradora Fundación Chilena de Astronomía.

Todo comienza en una travesía propuesta desde las entrañas de la Tierra del Café hasta encontrar la mitad del Mundo, un monumento localizado a las afueras de la ciudad de Quito en Ecuador. Los Cartógrafos europeos habían encontrado unos 300 años atrás el punto donde marca la división de los Hemisferios Norte y Sur terrestres. Se equivocaron. A varias decenas de metros, nuestros Ancestros ya habían determinado con exactitud el centro equinoccial en el Monte Catequilla, allí reposan los restos de un punto ceremonial preincaico. Luego hacia el sur subrepticiamente aparece Cuenca, la pequeña Atenas, Patrimonio Cultural de la Humanidad declarada por la UNESCO, construida sobre las ruinas de la ciudad Inca de Tomebamba.

Y la expectativa se hace ubicua cuando en territorio peruano se conservan intactas las ciudades del Gran Imperio del Tawantinsuyu, comunidades que aún conservan el Quechua como lengua originaria, una tradición milenaria en pleno corazón de los Andes. La des-vegetación de estos lugares dejan al descubierto la inmensidad de sus construcciones y cosmogonía como lo son las ciudades de Ollantaytambo y Machu Picchu, con geometrías estrechamente relacionadas con el conocimiento del cielo, y que eran la base de su agricultura, educación y sociedad. Aún se desconocen los detalles de la carretera Inca construida que parte desde Macchu Pichhu hasta el sur de Colombia (más de 3500 km). La imponente ciudad de Choquequirao está ensamblada en una montaña al sur de Perú, se considera la gemela de Machu Picchu, y se conserva sin acceso al capitalismo o al turismo. Saqsaywaman en el mismo Cuzco fue construida de tal forma que desde el aire se aprecian las formas de los dientes del Puma, o también las formas de las descargas electromagnéticas (rayos o relámpagos) que usted mism@ puede observar en Google Earth. Cuzco o Qosco el ombligo del Mundo en los años 1200 a 1532 de Nuestra Era, fue el punto desde donde gobernaron a los territorios con nombres inspirados en las 4 coordenadas cardinales, y que a su vez representan 4 rayos del sol:  Chinchaysuyo (norte), Antisuyo (este), Contisuyo (occidente) y Collasuyo (sur).

Terminamos en el norte de Chile, con vestigios de este imperio en escasas ruinas que apenas se mantienen, o en el sur, la Cultura y Comunidades Mapuches. Hoy, más de 500 años después del viaje de Colón, nos reivindicamos poco a poco con la sabiduría de nuestras culturas ancestrales, promulgando el 21 de junio como el Día Nacional de los Pueblos Originarios, y somos partícipes de la Constituyente involucrando la participación de tod@s. Para saber de nuestra identidad, tenemos monumentos y tradición oral, así, sin documentos.

Paloma Castillo

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Facebook: https://www.facebook.com/EmpoderadasCL
Instagram: https://www.instagram.com/empoderadasmedio/?hl=es-la

Añadir comentario

Siguenos

En nuestras redes sociales